¿Conoces las posibilidades que ofrece el Marketing social?
Es un proceso en el que los usuarios intercambian bienes y servicios para lograr cubrir sus necesidades. Sin embargo, este intercambio mutuo se produce mediante actividades destinadas a lograr un beneficio entre ambas partes, por lo que tanto el consumidor como el vendedor salen beneficiados por la transacción. Esta disciplina del marketing estudia el comportamiento de los consumidores y de los mercados, crea necesidades entre los consumidores para que demanden el producto y generen un deseo de compra. Esto es lo que llamamos el RSC, o Responsabilidad Social Corporativa, en el que tú ganas ayudando a otra gente.
Para ayudar a los demás hay que crear una campaña y un producto social que cubra una necesidad ya satisfecha, o bien optar por crear un producto mejor de los que ya están en el mercado. Es importante que las estrategias usadas en nuestra campaña se fijen en función de la consecución los objetivos prefijados, y nunca al revés.
Las funciones del Marketing social son:
– Ajustar la relación entre el producto y el mercado
– Crear un buen posicionamiento del producto
– Conocer al cliente
– Diseñar una estrategia de marca
¿Cómo conseguir una buena campaña de Marketing social? ¿Qué consigues con el Marketing social?
Si eres capaz de imaginar la campaña anterior, en Sansón y Dalila te proponemos campañas de similar impacto con las que conseguirás:
– Mejorar la comunicación con el cliente, al crear una comunidad entre ellos y la compañía.
– La gente relacionará tu empresa con un gran comportamiento en el mundo social.
– Fidelizar las relaciones con los clientes ya que los acercas mediante un contenido viral.
– Aumentar el tráfico de tu empresa al aumentar el posicionamiento de la web y el SEO de tu página web. Tu campaña y por tanto tu nombre estará en boca de todos, y estará presente en todas las redes sociales, desde Facebook, Twitter, Instagram, etc.
– No podemos olvidar la creciente importancia que está adquiriendo en nuestros días marketing online como forma de llegar a los clientes.

En definitiva, la estrategia de marketing social siempre beneficia de una u otra forma a parte de la sociedad y el objetivo de marketing por supuesto se cumple, incluso se incrementa.